VIRAJE

V25
Can Bau

Ubicación

Moraira

Superficie

198 m²

Año

2022

CAN BAU. Un proyecto de Viraje EN COLABORACIÓN CON Paloma Bau STUDIO

Recuerdo las risas y las travesuras. Recuerdo las mañanas de piscina, las tardes de bici y las noches de conversaciones sin fin. Recuerdo desayunos completos, sobremesas infinitas y siestas en el porche. Recuerdo veranos eternos.

El verano es un lugar en el que te sientes libre. Un lugar donde los ruidos frenéticos se transforman en cantos de pájaros, olas rompiendo en la orilla y risas de niños. Donde los olores mutan en aire fresco. Un lugar en el que hacer y no pensar. Un lugar lleno de primeras veces.

Y es precisamente en ese lugar donde encontramos las razones por las que los propietarios eligieron Moraira, un pueblo con encanto de la Costa Blanca, para ubicar su residencia de verano.

Moraira es una pequeña población de tradición pesquera y siete playas. Edificios históricos, iglesias fortificadas, castillos y murallas conviven con playas de arena y piedra, rutas de senderismo y una amplia oferta gastronómica.

 

 

Aquí se erige Can Bau. Una residencia estival pensada por Paloma Bau Studio y Viraje para albergar a tres familias y nueve miembros. Un espacio de encuentro donde vivir el momento; el aquí y el ahora.

Su diseño carece de ornamentos, tan solo pureza, silencio y emoción. Materiales sencillos, pero sólidos. Barro cocido, hormigón, piedra y cañizo. Tonos blancos y arena, muebles neutros y texturas naturales que se pueden tocar y sentir.

El pavimento continuo se transforma en hilo conductor e invita a iniciar el viaje por una casa sin jerarquías donde todo se comparte.

Aquí se erige Can Bau. Una residencia estival pensada por Paloma Bau Studio y Viraje para albergar a tres familias y nueve miembros. Un espacio de encuentro donde vivir el momento; el aquí y el ahora.

Su diseño carece de ornamentos, tan solo pureza, silencio y emoción. Materiales sencillos, pero sólidos. Barro cocido, hormigón, piedra y cañizo. Tonos blancos y arena, muebles neutros y texturas naturales que se pueden tocar y sentir.

El pavimento continuo se transforma en hilo conductor e invita a iniciar el viaje por una casa sin jerarquías donde todo se comparte.

Anterior
Siguiente

La vivienda se desarrolla en una única altura con dos áreas diferenciadas. La zona de noche alberga tres habitaciones dobles en suite y un dormitorio exclusivo para niños. La zona de día es un espacio abierto que aúna salón, cocina, porche y piscina, y que favorece la flexibilidad y la democratización de cada uno de los espacios.

La naturaleza y el hábitat forman parte del proyecto desde el primer contacto. La fachada conjuga revestimiento de mortero a la cal y piedra natural. Gracias al ejercicio realizado a través del patio, de la piscina y del porche se consigue conectar exterior e interior. Para dotarla de mayor protagonismo, el exterior y su naturaleza se enmarcan a través de los elementos de carpintería metálica.

La naturaleza y el hábitat forman parte del proyecto desde el primer contacto. La fachada conjuga revestimiento de mortero a la cal y piedra natural. Gracias al ejercicio realizado a través del patio, de la piscina y del porche se consigue conectar exterior e interior. Para dotarla de mayor protagonismo, el exterior y su naturaleza se enmarcan a través de los elementos de carpintería metálica.

La casa se compone con apenas tres materiales que actúan como si de un telón de fondo se tratase: el pavimento continuo, el revestimiento- también continuo- y la piedra. En el interior, los paramentos verticales se revisten de mortero a la cal. Para el mobiliario de cocina, lavabos y barbacoa se recurre a un microcemento en tonalidades blancas.

Los desafíos técnicos en la parcela y la pendiente han sido resueltos para hacer pensar que la vivienda forma parte del origen del propio lugar. Un origen que se convierte en destino.

El resultado es delicado, singular y tranquilo. Un refugio que apela a sensaciones de holismo, calidez, calma y pertenencia. Porque lo importante en Can Bau no es el cómo o el dónde, si no el con quién.